Descubre las diferencias entre las máquinas de coser

Aprender a utilizar una máquina de coser puede parecer en primer lugar una tarea tediosa, dado que existen no solo muchos tipos y marcas diferentes, sino que además cada una realiza una función distinta

Una máquina de coser, te permite coser o unir materiales textiles con hilo. Los componentes principales que la hacen son el motor, el sistema de hilado y una o más agujas. De esta manera, pueden coser con una velocidad y facilidad increíbles.

En definitiva, una máquina de coser es una fuente casi infinita de posibilidades: con ella puedes hacer cualquier cosa, desde remendar ropa, coser simples roturas o deshilachados, hasta crear tus propios diseños textiles.

Con una máquina de coser podrás reparar ropa, levantar pantalones, coser dobladillos sueltos para que no acaben en el contenedor de la ropa... y por supuesto también te puede ayudar a confeccionar prendas desde cero, ya sea con la ayuda de tus revistas de costura o de internet puedes incluso animarte a comercializarlas. El único inconveniente es que tienes que pasar un tiempo aprendiendo.

Modelos de máquinas de coser

Las máquinas de coser se dividen en dos grandes grupos, en función de si su mecanismo se pone en marcha gracias a la fuerza humana o eléctrica.

Máquinas de coser manual

Seguro que alguna vez has visto una máquina de coser de este estilo, se trata de máquinas de coser manuales, usan el poder humano para moverse. La rueda en el extremo derecho que transporta la máquina está conectada por una correa a un pedal que se balancea con el pie para transmitir el movimiento.

Son pesadas, difíciles de transportar y poco versátiles, pero estas máquinas de coser son perfectas tanto para principiantes como para expertos. Este tipo de máquinas aún existen en viviendas patrimoniales y en el mercado de segunda mano. Si todavía tienes poca práctica en el manejo de la máquina, tienen la ventaja de que puedes ajustar fácilmente la velocidad pedaleando más despacio.

Aunque sean más antiguas, sirven perfectamente tanto para trabajos de costura de principiantes como para diseños más profesionales.

Máquinas de coser eléctricas

La mecánica de las máquinas es la misma que en los modelos manuales, pero funcionan con uno o más motores eléctricos que controlan las funciones y les proporcionan los pulsos de costura necesarios.

La energía proporcionada por el motor eléctrico reemplaza las ruedas laterales que deben girarse manualmente en las máquinas convencionales. Algunos también tienen un pedal para controlarlos.

Las máquinas de coser eléctricas actuales no solamente poseen el motor como característica innovadora. También son mucho más ligeras que las antiguas, son fácilmente transportables y pueden guardarse en cualquier lugar, ya que ocupan muy poco espacio. También es más fácil hacerlas funcionar. Aunque el sistema de costura siga siendo el mismo , constituyen una versión mejorada de la tradicional.

Dentro de las eléctricas, podemos encontrarnos dos grandes grupos: las máquinas de coser mecánicas, más sencillas, y las máquinas de coser electrónicas, más modernas y precisas.

Máquinas de coser mecánicas vs máquinas de coser electrónicas

Antes de realizar las comparaciones hay que dejar claro que, aunque es cierto que las máquinas de coser electrónicas cuentan con más funcionalidades, debemos elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y a los objetivos que queremos conseguir con ella. Cada una tiene un aprendizaje diferente, pero no tenemos que tenerle miedo a nada.

 

  Máquina de coser mecánica Máquina de coser eléctrónica
Ventajas

1. Perfectas para principiantes.

2. Suelen ser más baratas.

3. Su mecanismo interno es más sencillo por no utilizar tanta electrónica.

1. Mayor calidad de la costura por el funcionamiento electrónico.

2. Gran cantidad de funcionalidades.

3. Son consideradas las máquinas del futuro

Inconvenientes

1. Tienen menos funcionalidades.

2. A veces, la calidad de la costura es menor.

3. Pueden quedarse cortas para personas con más experiencia.

1. Puede ser más complicada para los principiantes.

2. Suelen ser más caras.

3. Su uso necesita un poco más de práctica.

 

Una vez ya sabes las diferencias entre las máquinas, y los proos y contras de cada ¡uno, solo quedaría elegir aquella que se adapte mejor a tus necesidades y los objetivos que quieras cumplir, ¡que la dificultad no te impida poder empezar con ello! todo es aprender.

Estamos deseando ver todo lo que creáis 

Deja tu comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de poder aparecer

Post Relacionados:

Something went wrong, please contact us!

Tu carrito