Descubre las pinturas pasteles



La pintura pastel es una técnica de pintura seca de muy buena calidad, se aplica directamente sobre la superficie de trabajo, se difumina para obtener los resultados deseados y debe fijarse para su conservación.

Soporte donde realizar la pintura.

Podemos elegir distintos soportes, como lienzo o madera, aunque si son tableros de DM o contrachapado deberemos prepararlos antes con una imprimación, pero sin lugar a dudas su soporte por excelencia es el papel que se vende adecuado para esta técnica.

Característica de los pasteles

 El pastel tiene un aspecto satinado (aterciopelado), es ideal para practicar con el color sobre papel, además permite hacer correcciones, aunque es bastante difícil borrar los errores del todo. Es una técnica en la que se requiere ser hábil con el dibujo, se puede trabajar el hiperrealismo, sus colores son vivos y se añaden capas de color una sobre otra.

Existen pasteles a la tiza y pasteles al óleo

PASTELES A LA TIZA

Historia de los pasteles de tiza

La pintura con pigmentos a base de polvo fue una de las primeras técnicas usadas en la historia del arte. La pintura con pigmentos secos y húmedos se remonta a las pinturas en cavernas del oeste de Europa, pero fue Leonardo Da Vinci quien popularizó rápidamente los pasteles de tiza con su retrato "Isabelle d'Este".

Son barritas compuestas de pigmento y un poco de goma de tragacanto: la goma de tragacanto es un ingrediente natural que procede de la sabia vegetal que se obtiene de ciertas especies del género Astrágalus de hierbas y pequeños arbustos de la familia de las leguminosas, es amarillenta y al entrar en contacto con el aire se seca en forma de pequeñas piedras de color dorado. Al contacto con el agua, la goma de tragacanto se hincha y se convierte una sustancia gomosa que no llega a disolverse en el agua más que en pequeña proporción, por lo que, en el caso de los pasteles actúa de aglutinante. Es muy conocido su uso en cocina.

Existen dos tipos de pasteles de tiza, los duros y los suaves.

1. Pasteles de tiza duros

Los pasteles de tiza duros tienen poco pigmento y mucho aglutinante. Cuanto menos pigmento tenga un pastel, menos intenso será el color. Los pasteles de tiza dura se mezclan sin problema y se utilizan sobre todo para realizar detalles pequeños o precisos.

2. Pasteles de tiza suaves

Los pasteles suaves contienen mucho más pigmento que los pasteles duros. Con más pigmentos y menos aglutinante se producen colores más intensos, y son los más usados.

Al ser polvo suelto debe fijarse (laca o fijador especial) una vez terminada la obra y es conveniente protegerla con un cristal o similar para que dure en el tiempo. Hay que tener especial cuidado en no arrastrar dicho polvo y manchar la superficie que estemos trabajando. Si se trabaja superponiendo capas se deben ir fijando a medida que se van realizando para que no se mezclen los colores.

Hay muchísimos colores, y cuantos más se utilicen más se asemejará la obra al original. Además, difuminándolos con un difumino o trapo directamente sobre el papel, se obtienen todo tipo de mezclas, obteniendo una amplia variedad de colores nuevos.

Los últimos retoques es mejor no fijarlos o hacerlo muy poco para que conserve el tono del color, ya que el fijador hace que pierda un poco la fuerza y viveza de este.

Para guardar los pasteles y que no se manchen entre sí, recomendamos que se haga en la caja original ya que viene adecuada para su conservación.

Formato

En el mercado podemos encontrar bastantes marcas, con distintos tipos de dureza, composición de más o menos pigmento, aglutinante, yeso…

Principalmente en el material del Pastel, encontramos: barras, y lápices, estos últimos son muy útiles para realizar, sombreados, detalles y últimos retoques.

Podemos ofrecerte diferentes marcas y formatos, como por ejemplo de menor a mayor calidad, Art Creation, Comtè a Paris, Van Gogh, Rembrant, Schmincke o Derwent. Las barras pueden ser cuadradas o redondas o en lápiz, y disponibles en cajas de 12, 15, 20, 24, 30, 36 y 45 según la marca e incluso individuales como los Rembrant.

PASTELES AL ÓLEO

Los pasteles al óleo se componen de una mezcla de pigmento, cera y grasa animal. Son más blandos al tacto, no contienen ácidos y proporcionan una adherencia excelente y colores permanentes, que no amarillean con el tiempo. No se endurecen por completo, por lo que no se parten. Hacen que los dibujos parezcan totalmente pinturas.

Se tiene que utilizar esencia de trementina o aguarrás para disolverlos y poder pintar con ellos y también necesitan ser fijados.

Los pasteles al óleo aparecieron en el S. XX, venían tan sólo en dos versiones: las colecciones de invierno y las de verano. Las de invierno tenían más aceite para evitar que se endurecieran durante el frío del invierno y los de verano tenían menos para evitar que se corriesen.

Las marcas que vendemos en Milbby son las de Pentel, Van Gogh y Derwent, en cajas de 12, 24 o 50, según la marca.

Deja tu comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de poder aparecer

Post Relacionados:

Something went wrong, please contact us!

Tu carrito