Bandeja de resina y Pouring

Que ganas teníamos de volver por aquí y más todavía con un día tan especial como el día de la madre. La idea que os proponemos es un regalo personalizado para mamá con una técnica tan resultona y bonita como es el pouring, pero mejor que hablar, vamos a ponernos con ello ya mismo!

Hemos elegido el juego de banderas con canto redondo de Artemio ya que así podemos hacer una combinación con dos de ellas o con tres. Nosotros hemos elegido la pequeña y la mediana.

Materiales

 

Antes de comenzar hemos pintado todo el borde la bandeja con pintura acrílica blanca para después crear contraste con el marmoleado que haremos en el fondo. Esta pintura se seca muy rápido por lo que en mientras seca, podemos comenzar a preparar nuestra mezcla de pouring.

 

El kit de pebeo es ideal para probar por primera vez con esta técnica, ya que incluye todo lo que necesitamos.

Como sabéis está técnica se puede crear de varias formas distintas, nosotros hemos comenzado aplicando un poco de pintura de cada uno de los cuatro colores en cuatro vasitos distintos y en cada uno de estos vasos hemos añadido también 3 gotitas de aceite de silicona (que es el componente que nos ayudará a que no se mezclen las pinturas entre si y a conseguir este acabado tan bonito).

A continuación removemos y añadimos a un nuevo vasito la mezcla que hemos realizado de los cuatro colores pero sin remover. Es desde este vaso desde donde verteremos en la bandeja para conseguir el efecto. Es importante que poco a poco movamos la bandeja para conseguir que la mezcla cubra toda la superficie y llegue a todos los rincones. Se pueden aplicar pequeñas gotitas en las esquinas para ayudar a cubrir todo el espacio.

 

A continuación dejamos secar bien (al menos un par de horas).

Para proteger más nuestras bandeja y poder poner encima incluso cosas calientes vamos a aplicar encima una fina capa de resina epoxi.

 

Para prepararla y aplicarla es aconsejable utilizar guantes -estos ya vienen en el propio pack-. Para ello, y con ayuda de los vasos medidores, ponemos dos partes del líquido A (en nuestros caso 60ml) y una parte de la botella B (30ml). Removemos bien y dejamos reposar un par de minutos para que se eliminen las posibles burbujas que nos hayan podido salir.

 

Limpiamos bien la superficie de la bandeja y vertemos la mezcla de resina epoxi. Del mismo modo que hemos hecho antes con la mezcla de pouring, vamos moviendo la bandeja con cuidado para conseguir que llegue a todas las esquinas y se cubra por completo toda la superficie.

 

Ahora sí, dejamos secar bien en un lugar protegido y completamente plano durante, al menos, 24 h.

Aprovechando estos tiempos de secado, vamos cortando con nuestra Cricut el mensaje que queremos poner en nuestra bandeja. Hemos elegido un pequeño trocito de la letra de la canción de Rigoberta Bandini, Ay Mamá.

 

La hemos recortado en vinilo blanco para que combine con los bordes de nuestra bandeja y al mismo tiempo también haga contraste con el fondo. Lo pegamos bien sobre el sitio que más nos guste y nuestra bandeja ya está lista para ser utilizada. Este tipo de vinilos permanente aguanta super bien los usos y queda perfecto para crear elementos decorativos.

 

¿Qué os parece? Una bandeja que siempre que la use mamá nos recordará y que incluso se puede utilizar como decoración.

Esperamos que os haya gustado y que os animéis con la vuestra propia bandeja!!!

Deja tu comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de poder aparecer

Post Relacionados:

Something went wrong, please contact us!

Tu carrito