Diferencias entre lápices de dibujo y acuarelables ¿Cuáles son?

Lápices de colores secos.

Un lápiz de color es un material de arte formado por una mina pigmentada, encerrada dentro de una funda cilíndrica de madera. Su mina está hecha a base de cera o aceite, que contiene proporciones variables de pigmentos, aditivos y aglutinantes. Se fabrican de la misma forma que los lápices de grafito, pero la minas no se calientan en un horno puesto que de ser así destrozaría los pigmentos.  Las barras de pigmento se sumergen en cera derretida para que adquieran las propiedades necesarias para el dibujo

Los lápices de color variarán enormemente en términos de calidad y utilidad; la concentración de pigmentos en la mina son algunos indicadores de la calidad de una marca y, en consecuencia, de su precio.

Existen lápices de colores de calidad artística y otros de calidad estudiantil, entre ellos existe una notable diferencia de calidad,  por ejemplo en los profesionales la resistencia a la luz a lo largo del paso del tiempo (a los rayos ultravioleta del sol), la durabilidad de la mina (resistencia a roturas),  también tienen un mejor acabado sobre el papel y con más cobertura que el resto. La gama de colores de los de calidad artística es mucho más amplia y su tonalidad más viva, lo que facilita su uso y permite tener una mayor sensación de profundidad y vida. Existen juegos de hasta 120 colores o más. Aunque los lápices de calidad estudiantil no tienen pigmentos de alta calidad ni lo estándares de fotorresistencia, tienen la ventaja que debido a esto son más fácil de borrar, por eso su eso es adecuado en el ámbito escolar, por no hablar del precio, que son mucho más económicos.

El soporte adecuado para este tipo de lápices no debe ser excesivamente rugoso o satinado.

  • Papeles de grano fino: Es el más recomendado. Se obtiene un acabado suave y con gran matiz.
  • Papeles de grano medio: Para trabajos de gran formato donde se persigan las texturas. El blanco del papel tiene más presencia.
  • Papeles de grano grueso: se utilizan para formatos muy grandes y llamativos.
  • Papeles de color: los profesionales utilizan este tipo de papel cuando quieren dar un acabado determinado a sus obras.

Lápices de color acuarelables

Son lápices cuya mina en vez de estar formada por grafito de colores mezclado con aceites o ceras, se mezclan con componentes solubles en agua, como la arcilla con agua.

Este tipo de lápices si los mezclamos con agua imitan a la acuarela, con lo que son utilizados por muchos artistas como complemento a la acuarela tradicional ya que con ellos se pueden realizar muchos detalles que con el pincel no se puede, como por ejemplo destellos y reflejos del agua, juego de luces y sombras, etc… Otra de sus ventajas es que se pueden utilizar tanto en seco como en húmedo, es decir puedes dejar el dibujo coloreado en seco o acuarelarlo.

¿Cómo se utilizan?

Lo primero y más importante es que al igual que cuando pintamos con acuarelas debemos utilizar un soporte adecuado para ello, es decir, un papel con un gramaje igual o superior a 190gr.

Una vez escogido el papel, se debe pegar en una superficie lisa con cinta de carrocero.

Colorear el dibujo en seco, si se mezclan o combinan colores en según qué zonas se obtienen unos magníficos resultados.

A continuación, mojamos un pincel de acuarela (redondo y suave), también se puede utilizar un pincel con depósito de agua, y con suavidad y tranquilidad se va pasando el pincel por encima de las zonas a acuarelar, recordando limpiar el pincel cuando se cambie de color. Se debe empezar del centro del dibujo hacia los bordes.

Una vez acabado, damos los últimos retoques encima de lo acuarelado, bien volviendo a acuarelar o dejándolo en seco, según el efecto que se quiera obtener.

Otra manera de utilizarlos es mojando previamente el papel, o la zona a trabajar (igual que la técnica de húmedo sobre húmedo de acuarela) para seguidamente mojar ligeramente el pincel y frotarlo sobre la mina del lápiz de color hasta que se coloreen las cerdas y utilizarlo así para obtener detalles precisos y vivos de color.

Por último, si lo que queremos es crear unos fondos de lo más actuales e innovadores te animamos a que pruebes a lijar la punta del lápiz con una lija de grano muy fino encima del papel, hazlo con colores diferentes, una vez tengas los pigmentos esparcidos encima del papel, ha llegado la hora de humedecer, verás como el resultado no te deja indiferente.

MARCAS Y RANGO

En Milbby encontrarás una amplia gama de marcas de lápices de colores desde los de uso escolar e infantil hasta los de uso profesional.

Dentro de los infantiles se encuentra los de la marca Giotto, adecuados para que los usen los más pequeños, los encontramos en cajas de 6, 12, 24 y 50, y estuches de bicolores. También podrás encontrar los Giotto Bebé y Stabilo Woody 3 in 1 con mina gigante de 7mm, superlavables y blanda, incluye 6 colores y maxisacapuntas.

Pasamos a los de uso escolar, dentro de este ámbito tenemos Alpino, Crayola, Staedtler, Bruynzeel, también en cajas de 12, 24, y los Bruynzeel, además en cajas de 45, 60 y metalizados. La serie roja de Faber Castell disponible en cajas de 12, 24, 36 y 60.

Si queremos pasar a una marca de iniciación al dibujo encontramos los de Windsor and Newton, lápices de mina gruesa decolores vibrantes y muy pigmentados. Su textura suave facilita la mezcla y las minas de alta calidad hacen que sean muy manejables y sensibles a la presión, ya sea que estés creando un color intenso o trabajando en un sombreado delicado. En estuches de metal de 6, 12, 24 y 48.

Derwent.

Los  lápices Coloursoft de la marca Derwent ofrece un acabado suave y aterciopelado de colores llamativos. No contienen ácido y tienen una textura suave.

Los pastel Derwent de 24 y 36. Contiene lápices pastel con una textura de tiza fina única que crea una hermosa disposición de color suave. Ideal para crear dibujos detallados, bocetos, retratos y estudios de vida. Los lápices pastel son un medio altamente pigmentado.

Dentro de todas estas marcas encontramos también su versión en acuarelables.

Por último, pasamos a hablar de la marca por excelencia dentro del mundo profesional de los lápices de colores, los Faber-Castell, dentro de ellos encontramos los Polychromos y los Albercht Dürer.

Polychromos

Son lápices cuya mina es de aceite, consiguen una cremosidad excepcional muy alejada de la típica mina dura que precisa de múltiples capas para un mejor acabado. Tiene una gama muy amplia de colores (120) y además se mezclan muy bien entre ellos.  También se venden de manera individual

Estos lápices tienen una gran calidad general y con un poco de práctica, se pueden conseguir muy buenos efectos de difuminado y mezcla, al trabajarlos por capas. También se puede utilizar algún tipo de disolvente para diluirlos.Por otra parte, al ser más duros, es mucho más fácil dibujar y pintar detalles sin necesidad de afilarlos constantemente. Por éstas razones, hay mucha gente que opina que éstos son los lápices con la mejor calidad-precio

FABER-CASTELL ALBRECHT DÜRER

Estamos ante los posiblemente, los mejores lápices acuarelables del mercado. Debido a la calidad y cantidad del pigmento, los colores son muy vibrantes y no pierden intensidad con el paso del tiempo. Esto es importante si pretendemos vender o bien conservar nuestras obras.

En general, son unos lápices de alta calidad, que no presentan problemas de rotura de minas, ni pérdida de intensidad. Podemos mezclar colores para conseguir nuevos tonos muy fácilmente, se mezclan muy bien entre ellos y permiten trabajar con muchas capas. Vienen en packs de 12, 24, 36, 60 y 120.

Deja tu comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de poder aparecer

Post Relacionados:

Something went wrong, please contact us!

Tu carrito